Episodio 123

Luciana Chavez Rodriguez

Estados Unidos

Ubicación

Nació en Ancash. Hija de ingenieros, creció entre ancas. En 2008, se mudó a Lima para estudiar en la agraria. Si bien una entrevista la desilusionó, también fue el puente para su crecimiento profesional. Se va a Finlandia con una beca de intercambio por un año en 2012. Al volver a Perú, termina la carrera y, buscando su crecimiento profesional, es aceptada en la beca Aleprona para estudiar en Alemania. En un grupo de apoyo a estudiantes internacionales, conoce a su ahora esposo. En 2021, luego de sustentar su tesis doctoral, le ofrecen un puesto en Estados Unidos. Actualmente, trabaja en la Universidad de California y, desde octubre de 2021, se dedica a modelos matemáticos estadísticos y procesos relacionados con el ciclo de carbono y el cambio climático. Hoy conversamos con Luciana Chávez Rodríguez.

Ana: Hola Luciana, bienvenida a Granadilla Podcast. ¿Cómo estás?

Luciana: Hola, Ana. Estoy muy feliz. Yo te sigo bastante. Soy tu fan. 

Ana: Ay, gracias. 

Luciana: Entonces, estoy muy contenta de estar aquí y conversar contigo. 

Ana: Conozco a Luciana a través de Científicos.pe, un espacio que busca visibilizar, conectar y empoderar la ciencia en el Perú y de los peruanos en el extranjero. Que creo que es muy importante también el trabajo que hace Científicos Mundo Pe. Luciana está a cargo del «paper de la semana», el paper peruano que sale todos los miércoles. 

Luciana: Todos los miércoles es nuestra meta, a veces nos demoramos un poquito.

Ana: Pero al menos todas las semanas con diferencia horaria. Entonces no hay problema por eso, ¿eh? Así que por favor, por favor, terminando este episodio, vayan todos a seguir a Científicos.pe, que están en Facebook, Twitter e Instagram, porque es importante, pues, darle la visibilidad que se merecen los científicos. Y bueno, me gustaría comenzar esta conversación con una parte un poco introspectiva, que es esa entrevista que tú mencionaste que te desilusionó. Porque todos, sobre todo los que estamos en academias y aún los que salimos de la universidad como bachilleres, decimos «hemos hecho un montón» y se ve y ahora el mercado laboral cada día está más competitivo, ¿no? ¿Y te dicen, eh? “No, eh? Tu licenciatura no es suficiente”, luego tu bachiller no es suficiente porque mira que aquí viene en bachiller y 400 cursos extras en Coursera que hizo y 250 años de experiencia y dicen en qué momento hicieron todo eso, ¿no es cierto? Entonces, yo sé que una entrevista que en medio que te desilusionó, pero que de una manera u otra te llevó a Finlandia. Y me gustaría que nos cuentes al respecto, por favor.

Luciana: La entrevista, en realidad, fue una entrevista bastante informal que fue motivada porque mi papá trabajaba en una empresa. Él quería llevarme un poquito de paseo y le pidió a su jefa si me podía llevar porque era en horario laboral. La jefa le dijo “sí, está bien, la puedes llevar, pero primero la voy a entrevistar un poquito para no sé dar cuenta parte de sus formalidades”. Lleve mi CV para la entrevista, ellos saben quinto ciclo, o sea, ni se ve, solo tenía mi nombre y que estaba en quinto ciclo. Pero yo iba un poquito animada porque decía bueno, tengo buenas notas, puedo conversar. No creo que sea nada malo. Y va a ser algo bastante informal. Pero no, la jefa fue dura conmigo. Me dijo que como no tengo nada en mi CV, yo estaba impresionada porque… Pero estoy en quinto ciclo, ¿qué más debería tener? Y como te describía, yo tenía dos opciones, o bien decían, no, y un lado orgulloso, no, esta mujer no sabe nada. Pero, por otro lado, tenía, no, de sacarlo positivo de esa entrevista, que fue básicamente lo que ella está diciendo tiene razón. De repente, tengo que complementar lo que aprendí en la universidad con algo más que la universidad no siempre nos da. Y mientras tenga la posibilidad de que mis papás me apoyan, aprovechar. Terminando la entrevista, sí me deprime un poquito. Me dio un poco de penita, pero después dije “no, ok, ¿qué hacemos para enriquecer esto y que esté un poquito más gordito?” Y ahí a llevar todos los cursos que había llevado, un montón de cursos muy relacionados a la carrera que son cursos actuales, por ejemplo, ArcGIS, sensoramiento remoto, que son bastante demandados para ingenieros ambientales, pero casi todas las carreras relacionadas al agro, y es están en demanda a nivel mundial. Yo no lo sabía. Y es un poquito me ayudó, no solamente a llenar el CV, pero también a abrirme bastantes puertas, no de conocer bastante gente. Y no es algo a lo que me dedico, pero es algo que está ahí, es un elemento que puedo usar, como una bajo la manga en cualquier momento de mi carrera.

Ana: Ajá, buenísimo. Buenísimo. Creo que es importante eso, que complementemos siempre nuestra educación no solo con lo que nos da la universidad, sino con cosas extras que están, como que a nivel mundial, requeridas. No a lo que nosotros queramos, sino también a lo que el mercado está pidiendo. Y bueno, hablando de educación, algo que me gustó que tú dijiste en la ficha que llenas cuando participas en Granadilla Podcast era que el doctorado no es el final, sino el inicio de la carrera de investigación. Así que me gustaría que nos cuentes qué lecciones te ha dejado tu proceso académico durante el doctorado.

Luciana: Sí, mira, de repente esto es algo que te puede ser interesante. Es que como yo llegué a saber que hacer un doctorado era lo que quería, porque en Perú, mi imagen de un doctor era lo que teníamos a la mano. Yo estudié del 2007 al 1012, en ese tiempo no había ni reforma universitaria. Entonces, casi todos los profesores eran doctores, algunos eran ingenieros. Entonces, el modelo que yo tenía en la cabeza era un doctor, es un señor, un viejito que ya terminó toda su carrera, está culminando su carrera y es doctor. Es lo último a lo que uno aspira a llegar. Sí, yo escuché una vez cuando trataba de aprender inglés, me metí a todos los grupos que daban cursos de inglés gratuitos y había un señor mayor que decía que quería aprender inglés para hacer su doctorado. Entonces decía, un señor bastante mayor va a ser un doctorado, entonces eso era lo que yo tenía en la cabeza. Pero yo, cuando voy a Finlandia la primera vez, conozco a un doctor que era joven, no, o sea, no tan mayor, quizás un poquito, no, pero no tanto. Y él no enseñaba, no dictaba cursos así como nuestros profesores que dictan 5 o 4 cursos por semestre. No, él dictaba un seminario y nada más. Yo decía wow, ¿y qué necesito para hacer eso? No, bueno, yo soy un doctor y era como wow, ¿y qué haces, cómo se llama tu carrera? No, soy investigador y yo wow. No sabía que eso era una posibilidad. Entonces, cuando yo regreso a Perú y postulo a la maestría, mi idea era, voy a terminar la maestría, termino el doctorado y llego a lo último del eslabón académico y ya puedo, no sé, en mi mente era como que entro a un grupo selecto de gente que tiene doctorado y me conecto, llevo proyectos. Esa era mi idea. Entonces, inclusive yo consideré después de Alemania regresar a Perú, ya tengo el doctorado, ya puedo hacer proyectos de investigación con Perú y otros países. Eso era mi idea. Y cuando empiezo a hacer el doctorado, me doy cuenta de que sí, como te dije, no, el doctorado es solo el comienzo, es el comienzo de la carrera académica. Y hay muchas opciones, ¿no? Algunas personas terminan el doctorado y se van a trabajar a una empresa, es totalmente normal. Pero otras que quieren seguir en el área académica, necesitan ganar experiencia haciendo investigación. Entonces, yo lo consideraba como el doctorado es como que eres un practicante, como un practicante pre-profesional. Cuando terminas el doctorado, vas a una universidad o a un centro de investigación y eres postdoc como yo, y eso es algo así como un practicante profesional. Claro, el siguiente peldaño en la cadena sería ser profesor asistente y ahí eres como un ingeniero junior, por ejemplo, si hago un paralelo con la industria. Entonces, sí me di cuenta de que todavía no sé nada terminando el doctorado, así que quisiera hacer proyectos, necesito ganar experiencia y no solo ganar experiencia yo, sino también hacer networking con otras personas, porque uno no trabaja solo y para eso necesitas tiempo. Por eso es que digo, el doctorado es el inicio, no el final.

Ana: Definitivamente. Así que, bueno, creo que así tiene un buen inicio. Y para los que todavía están animándose, como dijo aquí Luciana, hay que investigar bien de qué se trata no ser investigadores, creer y ver que hay más allá de lo que a veces vemos en Perú, ¿verdad? Pero me gustaría hablar un poco más de la parte, digamos, cultural, porque tú pasaste de Perú, te fuiste para Europa, estuviste en Finlandia, luego Alemania, y ahora estás en Estados Unidos. Y de todas maneras, esas transiciones, esos procesos migratorios, también tienen un impacto en nuestra vida, ¿no? Entonces, cuéntanos un poquito cómo ha sido esa transición, pasar de aquí para allá y de allá para acá. Cómo has vivido ese proceso.

Luciana: Bueno, es difícil de todas maneras, culturalmente, no, no todos los países son similares. Hay muchas dificultades. Yo pienso que en mi historia personal, irme de Perú a Finlandia no me costó mucho porque era joven, era joven e iba como que a disfrutar un poco, a conocer por primera vez no. La primera vez que estás viviendo sola en otro país es totalmente diferente. Como tú ves esa experiencia cuando me fui a Alemania porque cuando fui a Alemania ya sabía que estaba yendo, probablemente, por un largo tiempo, que no iba a regresar tan rápido. Sabía que estaba yendo a cumplir un objetivo que era hacer la maestría, después el doctorado lo tomaba, inclusive, tal vez, en el subconsciente, con mayor responsabilidad que la primera vez. Entonces fue mucho más duro también, iba un poquito más madura y de todas maneras con una carga emocional de que tengo que ir y tengo que cumplir esta tarea. Y qué, ¿capaz no regrese nunca más? Fue emocionalmente bastante duro, por eso es que en Finlandia, yo la pasé chevere, disfruté un montón conmi rico pasee. Ya cuando fui a Alemania me chocó. Bajé de peso, casi totalmente diferente inclusive. No llegué a apreciar el país tanto como lo quise a Finlandia en un primer momento, en el año que estuve. Y creo que es por eso, porque ya me tocó otra etapa de mi vida y otras responsabilidades. Y ahora, cuando vengo a Estados Unidos, primero que un cuentazo porque cuando fui a Alemania y a Finlandia, fui con mi mochila, con mi maleta. Mi papá me ayudó a comprar otra maleta o será prácticamente solo mi ropa, un cuaderno y la computadora. Pero yo, cuando tuve que venir a Estados Unidos, vine con toda mi vida, con todo lo que había construido, comprado, hecho en Alemania durante esos seis años. Y era como, cómo empacar lo que has vivido en seis años en un par de maletas y en un par de cajas. Y casi ir a la aventura de un país que no conocía, que nunca he estado y no sabía dónde iba a llegar. Y el solo hecho de tener que empacar todo, enviarlo y llegar aquí con tu maleta es, para los paquetes, muy estresante, muy, no sé, bastante retador es migrar de esa magnitud, cruzando el continente. De todas maneras fue diferente porque estuve con mi esposo, sola te juro, tal vez no lo hubiera hecho porque eso fue muy duro, pero sí. Entonces, y se nota la diferencia así en Europa, la gente es un poquito más, no es tan calida es un poco más fría. Que necesitas tiempo para conocerlos y para los que conoces sí son amistades sinceras. A diferencia de Estados Unidos, que la gente es mucho más cálida y abierta en una primera instancia. Pero no sabes realmente cuál es la conexión y si tienes conexión con ellos a largo plazo. Entonces eso sí me chocó también, porque y comparo cómo era acá, cómo es acá. Sí, en ese sentido cultural, por ejemplo, en el sentido de servicio social, el sistema de bienestar, por ejemplo, esto es sumamente desarrollado en Europa: transporte público, salud, educación. Y en Estados Unidos, que es sumamente capitalista, necesitas carro o mueres, ¿no? Y cuando llegamos nosotros, no teníamos carro, por ejemplo. Entonces, a caminar y te sientes que eres la única persona que camina por la calle, que los carros te miran y no saben qué hacer porque en caminas algo así, ¿no? Entonces, sí hay mucha diferencia y se nota bastante. 

Ana: Si, por supuesto, puntos para el esposo por hacer el proceso más llevadero, así que gracias a los esposos de nosotras, las migrantes, que a veces también se bancan muchas cosas por las que nosotros, como mujeres, como peruanas, pasamos en el proceso migratorio. Aprovecho para hacer un reconocimiento a mi esposo y al esposo de muchas de las granadillas que forman parte de Granadilla y que tienen esposos que nos levantan el proceso migratorio, que creo que es importante. Y bueno, volviendo a la parte nerd del episodio, te voy a pedir que en idioma así pollito, en manzanitas y peritas, nos expliques de qué tratan los modelos matemáticos de los que estás trabajando.

Luciana: Sí, primero que tengo que decir que este cambiando un poquito de tema de lo que hice en el doctorado, a lo que estoy haciendo ahorita en el postdoctorado y a lo que me gustaría dedicarme en mi carrera futura. Qué eso si es muy importante para alguien que quiera tener una carrera en la investigación, o sea, tú puedes continuar lo que estás haciendo en el doctorado en tu carrera futura, pero eso puede tener puntos en contra para ti cuando te postulas a trabajos, porque pueden decir, no has expandido más y si expandes mucho, por que te expandes. Haces bien fregado estar en la academia. Pero en fin, yo trabajo con modelos matemáticos, que si la gente se pone a pensar en su matemática súper básica del colegio, es una son como ecuaciones, las típicas ecuaciones x más 4 igual a y, algo así, ¿no? Entonces, yo creo escribo esas ecuaciones para procesos que vemos en la naturaleza, lo que yo me encargo, por ejemplo, procesos microbianos en el suelo, por ejemplo, como las bacterias degradan la materia orgánica, como crecen y al crecer, al degradar la materia orgánica, liberan CO2, por ejemplo. Y sabemos que el CO2 contribuye al cambio climático, ¿no? Entonces, todos esos procesos, yo los transformo en su equivalente matemático y comparo, porque nosotros queremos investigar, ¿no? Cuál es el efecto del cambio climático en el futuro. Y hacer un experimento es muy costoso, muy difícil. Entonces, podemos reemplazar esos experimentos a través del modelamiento matemático, ¿no? Pero se ha demostrado que nuestros modelos matemáticos no funcionan, las ecuaciones que estamos escribiendo no son muy precisas. Y queremos saber por qué no son precisas y queremos saber cómo las podemos hacer más precisas. Y a eso es lo que, más o menos, yo, yo me estoy dedicando, tratando de ver qué le falta a esos modelos, qué cómo los mejoro y cómo los hago más precisos para poder, no sé, por ejemplo, predecir los efectos del cambio climático en algún determinado sistema. Si no, sé si habrás entendido.

Ana: O sea, entendí y también entendí que, por algo, no estoy en ingeniería porque yo he hecho. Ah, no está bien hecho, qué pena, pues si hubiera seguido con mi vida. Entonces, yo estoy convencida…

Luciana: Pero tiene que los científicos hacen eso, no funciona piña. Igual lo seguimos usando. 

Ana: Tenía pasta de científica de ingeniero. Entonces, por ahí un poquito. Bueno, gracias por la explicación, creo que yo que ha quedado clara y espero que sea productivo la búsqueda de mejorar esta fórmula, esta ecuación, para que podamos, pues, trabajar mejor el tema del cambio climático también. 

Luciana: Sí, ojalá y ojalá podemos convencer a la gente de que, que sí existe, aunque no lo creas, hay mucha gente que cree que el cambio climático no existe y es como que, oye, ¿no estás viendo que estamos en invierno, pero ya hace calor, no te parece raro, no? O que tenemos, por ejemplo, ahorita en California el huracán Hillary y no hay huracanes en la costa del Pacífico. Entonces, no les parece raro, ¿no? No es coincidencia, todo. 

Ana: Totalmente, gente que le faltó, creo que no fueran a su clase de Ciencia y Ambiente en el colegio o se pasaron esa clase o tuvieron algún profesor de esos que pensaban que con la vacuna te iban a poner 5G y demás cosas, ¿no? Entonces, ya hay un público diferente, como es una audiencia diferente de la audiencia que nos escucha, creen en cambio climático y te echa porras para que tú hagas lo que tengas que hacer para ver cómo manejamos la situación. De eso, no tengo la menor duda. Así que definitivamente gracias por explicarnos a nivel pollito cómo funcionan estos modelos matemáticos. 

Ana: Te lo agradezco. Oye, ojalá que hayan entendido. Yo creo que sí, yo creo que sí.

Lección del episodio:

Ana: Bueno, hoy ya tenemos a Luciana que nos va a contar más o menos cuáles son las cosas que usualmente te piden en las, cuando vas a apostar a una beca, para que vayamos preparando los papeles, nos preparamos emocionalmente también para todo el trámite, la burocracia que puede llevarnos al solar a una beca. Adelante, Luciana.

Luciana: Y básicamente, lo que te piden es reunir un montón de requisitos que incluyen que la universidad te haya aceptado. Y te piden, en inglés, eso es algo que necesitan, especialmente si es para Europa o para Estados Unidos, ¿no?. El título o una especie de diplomado que sea un poco largo, eso te suma puntos. Un poco de experiencia laboral. Y es un proceso largo. Necesitas mucha paciencia y perseverancia. En algunas becas te piden un certificado de que estas viviendo en Perú. Certificado de antecedentes penales. Certificado de tercio y quinto superior. 

Ana: Buenisimo, Luciana. Si bien las becas son provechosas, hay un trabajo previo que hay que hacer. 

Estados Unidos es de los países que más peruanos albergan en el extranjero, ¿has visitado algún estado? Cuéntame en los comentarios, gracias.