Episodio 113

Patricia Vargas

Ecuador

Ubicación

Ana: Arquitecta por la Universidad Nacional de Ingeniería. Tiene un máster en gestión y valoración urbana y arquitectónica por la Universidad Politécnica de Cataluña de Barcelona en España. Especializada en la investigación en el campo de la planificación y gestión de la ciudad, abordando la problemática territorial urbana e inmobiliaria desde una perspectiva trasdisciplinaria. Asimismo, ha sido capacitada en la gestión de proyectos bajo el enfoque de PMI en la Universidad ESAM. Tiene más de 10 años de experiencia en el sector privado orientada en el área de construcción inmobiliaria. Actualmente, es parte del equipo del proyecto de investigación arquitectura sostenible posterremoto de Manabí Ecuador. Así también es docente en la Puse Manabí y gerente de proyectos en una oficina independiente. Hoy hablamos con Patricia Vargas.

Ana: Hola, Patricia, bienvenida, cómo estás el día de hoy.

Patricia: Feliz, sobre todo feliz de conocerte. Ya hemos tenido un previo antes de la de la entrevista, pero ha sido bonito saber un poquito más de tu historia y sentir esa típica calidad que siempre tenemos los peruanos cuando nos encontramos. Eso me encanta, gracias, gracias por la invitación.

Ana: Gracias a ti. Para los que no saben hablamos antes con las peruanas, pasamos un ratito cinco, diez minutos para conocernos, para chismosear, para rajar también un poquito, si es que hay que trabajar algo. Entonces siempre hay un previo porque sino, pues, si nos tiramos de frente a la piscina no habría mucha química. Entonces nos conocemos un poquito y luego lanzamos a la grabación y bueno, ya tenemos a Patricia que está con nosotros desde Ecuador y tenemos varios matrimonios interculturales. Que de pronto se casó una peruana con un español, una peruana con un austriaco. Y vamos dando la vuelta, pero y siempre hablamos entonces. Ah, el tema del idioma, de tema, de religiones, porque se casó, no sé con alguien que era de Jordania y es musulmán. Y vemos ese tema, pero de pronto nos olvidamos que aun desde dentro de nuestra región de Sudamérica hay diferencias, a pesar de que estamos todos en el mismo ladito, hay ciertas diferencias y me gustaría que nos cuentes un poco sobre tu matrimonio con un ecuatoriano. Cuéntanos todo, por favor.

Patricia: Bueno, sobre todo no solo ecuatorianos, sino que es el ecuatoriano más ecuatoriano, porque es un ecuatoriano manabita. Él es costeño a mi esposo. Bueno, yo lo conocí en otro ámbito, totalmente diferente porque nos conocimos haciendo el máster en España. Él ya tenía mucho más tiempo que yo viviendo en España, él vivió tres años y medio y yo solo un año y medio. En ese año y medio nos conocimos en la maestría, entonces claro lo conoces bajo un ámbito de ambos viajeros. Queriendo conocer una nueva cultura y de pronto la distancia, porque estuvimos como casi un año y medio como relación a distancia, sumado lo de la pandemia, que ya fue una distancia obligatoria, pues, ya no quedaba de otra. Y claro, la pandemia también te ayudó a como reorganizar un poco tus prioridades. En mi caso puedo decir que… o sea, ya lleva habiendo pasado tantos altibajos, sentía que él era el hombre de mi vida, porque siempre me negué a esto del matrimonio, entonces yo decía no era como que soñaba el verme de blanco y luego ya al venir a Ecuador es otro ámbito, totalmente diferente el cual conocí también a él, porque conocí otra faceta de él, ya en 100% ecuatoriano en su país donde él creció en la ciudad, que él siempre me hablaba y claro, él también saca de notar cosas diferentes, que es lo que suele pasar cuando vas a tu país de origen, que no, no me degustaron para nada de hecho fueron es muy bonito. El amor que él tiene, creo que es algo que compartimos ambos. El amor que tiene hacia Ecuador, sobre toda la ciudad donde él ha nacido, que es manta y yo que soy recontra peruano, o sea, demasiado ya. Entonces ha sido bastante duro al principio, porque en España tú tienes unos ciertos parámetros sociales, se podría decir un poco más libertad en ciertas cosas, la manera de hablar también es como que mucho más directa, conectas mucho más rápido y acá justamente donde ahora vivimos es un ámbito un poco más cerrado, es más tradicionalista. Entonces es un extremo bastante fuerte en el cual, yo terminé por recibir aquí en Ecuador y eso fue un poquito si tengo que admitir que aún me choca, porque claro, en Perú tú sabes que sí, somos más confianzudos y tal, o sea, que va un poco más Europeo siento yo, pero no ya ven por ahí me pueden corregir las que han vivido más tiempo en Europa, pero claro acá en Ecuador a pesar de que somos hermanos porque vivimos en los continentes un país hermano vecino, son muy tradicionales, o sea, son bastante tradicionales y tú podrías decir solamente es la generación de los papás y los abuelitos. No, los jóvenes también son súper tradicionales, yo ahora que soy docente como dijiste en una universidad privada, soy docente de arquitectura. Veo que mis mismos alumnos son muy tradicionales, entonces es algo que ya va de generación en generación. Entonces, eso es lo que te podría decir que sí fue lo más difícil de este matrimonio intercultural, eso de poder adaptarme a ciertos modos de vivir y, pero doy gracias a Dios porque he conocido gente que a veces se me da por hacer este humor negro típico peruano que somos bien crueles. Y acá es como que “comparte, Patricia, pero también tengo amigos que dicen “Ah no es peruana, no lo tomes como que personal te está bromeando”. Entonces eso sí es superchévere, he conocido gente que no ha pedido que yo haga el cambio, porque a veces siento que eso pasa me ha pasado con amigas que viven fuera y piden que tú como eres única, cambia ciertos atributos o ciertas formas de pensar o de comportarte y como que no sé, a mí me siento que ahí perdería yo mi identidad, entonces doy gracias porque estoy en un ámbito en el cual tengo gente que como que me entiende, pero está ahí y mucho de eso es gracias a mi esposo ha hecho que el cambio no sea tan brusco, de hecho yo, por eso lo adoro. Yo amo a mi esposo un montón. Él no ha pedido que yo cambie, o sea, para nada, ni siquiera me lo ha insinuado ni nada. Como que mi esposo me dice “ya, yo después te recojo o ya vas con quién viene”. O sea, es como que no sabe en qué ámbito me conoció y él sabe que yo me gusta compartir mucho con las personas. Me gusta conocer que hace que la noche dónde salen cositas así no o en el día también un picnic, puede ser. Pero, claro, él me deja hacer y yo agradezco muchísimo eso de mi esposo. Él ni siquiera me lo insinuaba. Entonces, eso es bastante loable de su parte, porque sé que para otras personas no es tanto así. Entonces más bien me he incentivado a ser más yo. Sí, en el trabajo, con tus alumnos. Yo tengo una metodología, de repente, no tan tradicional. Es una metodología un poco más empática con el alumno, entonces es como que sí está bien para ti, o sea, necesita más de esto. Yo le cuento a mi esposo como les habla a los alumnos y cositas así, que ellos me pueden contar de su día a día, que llevan las clases, las metodologías, la estructura y tal no, y él me dice “me parece muy bien”. O sea, está bien que lo lleves desde ese aspecto y nada, o sea, no es fácil, no son fácil los matrimonios interculturales, pero creo que si tienes a la persona correcta el proceso es este mucho más llevadero. 

Ana: Totalmente, los dos creo que tenemos en inglés que es los esposos, que lo dirigió mi esposo y la conclusión es que son afortunados aquellos que se casaron con una peruana. Es lo único que vamos a decir al respecto, pero es muy cierto, yo creo que es importante las relaciones interculturales, que ambas partes se encuentren el espacio para la otra parte, para sus costumbres, su forma de hacer las cosas y así se construye un matrimonio sano y duradero que es lo importante.  Bueno, pasemos entonces al tema ya más académicos, más serios. Tú realizaste tu maestría en España, estuviste en Barcelona, España, es un país destino para muchas peruanas cuando quieren estudiar. Entonces me gustaría que nos pones un poco cómo fue la experiencia, qué diferencia encuentras con la cultura peruana, porque justo en la grabación antes hablamos de eso, de la idea que uno tiene de España es muy bonito. Entonces quiero que nos cuentes un poquito tu experiencia y las diferencias o similitudes que has encontrado con Perú.

Patricia: Bueno, mi experiencia en España yo siempre digo que ha sido la mejor, una de las mejores decisiones que yo tomé. De hecho yo tenía un buen muy buen trabajo, y para mi familia le pareció loco decir que renuncie y me voy a hacer el Máster España. O sea para ellos fue totalmente revolucionario, pero siempre como mi papá me dice y mi hermano también, o sea “confiamos mucho en ti y sabemos que es la mejor decisión”. Entonces, en esa parte, es ese soporte que tuve para migrar, pues, a otro continente y no siento que fue difícil. Te soy sincera al inicio, estoy con toda esta onda de que quiero conocer de todo, quiero salir, dar un respiro fuerte. Si bien la migración tú sabes que tienes el lapso de un mes para hacer vigente lo de la visa, ese mes fue difícil porque no conseguía quién me empadronara. Ya luego conocí a Merly, ella vive en Rusia, pero tuve la fortuna de tenerla en mi primer día de clases. Me emocioné cuando me dijo que era peruana. Pero de ahí empezaron y eso siempre son los peros que te dicen “oye, no pares mucho con gente de tu país. Estás en un país afuera. Habla con otras personas”. De ahí comencé a conocer más gente del Máster, pero yo, o sea, conocí de diferentes países. Yo creo que fue el Máster más diverso de alumnado migrante porque teníamos gente de Rusia, teníamos gente de China, Japón, bueno, obviamente todos los países latinoamericanos y entonces también obviamente habían españoles, catalanes, por ahí había un madrileño. Entonces claro, nunca dejé esta amistad, porque hubo ese match del primer amor, pero empecé a salir con mucha gente de del Máster y ahí comencé a conocer a gente de afuera, o sea, gente ya española, italiana. Entonces, cómo lo hice, bueno, busqué en internet, o sea, no sé cómo hacen como hiciste tú, pero yo lo primero que puse en Google es “cómo qué ser una migrante en España”, literal porque está en Google es lo máximo, y me recomendaron un aplicativo que se llama “My tap”, porque es aplicativo, pero claro es como que tú tienes cositas afines y por ejemplo en mi caso arquitectura, me gusta correr, es algo que adoro, pero me gustan temas de arte, entonces comencé a poner eso y me inscribí en varios grupos y muchos son gratuitos. Solamente das como que una propina y todo te reunías con gente de diferentes edades, también muy jóvenes o muy mayores, ya dependía del grupo. Y claro, o sea, yo creo que lo similar que pudo haber encontrado en esto de vivir en España con Perú y algo que no perdí es yo, o sea, mi manera de ser siento que la escuela, lo que me mantuvo como que los pies en la tierra, es decir, no busqué ser una latina buscando ser una Europea. No para nada, sino de que quería mantener mi identidad y mostrarles lo mejor de nosotros. Creo que como una bandera, como una embajadora y traté de no perderme en eso, o sea, siempre quería ser yo siempre me considero una persona bastante social y alegre, entonces, no quería perder eso. De hecho, creo que allá le di al máximo potencialmente. Conocer demasiada gente con ese feliz y yo podría decirte el choque más fuerte, pero que no lo sentí tanto porque tuve a mi Merlina, es eso, o sea, de poder tener esa relación con alguien con la cual yo pudiera llorar, por ejemplo, porque a veces cuando tu familia no está fuera, tú no los quieres cargar. A mi papi le decía “sí, papi, si estoy bien”, pero ponte un día me enferme y en tu piso te van a decir, cuídate, pero nadie te va a llevar una medicina o vas a hacerte tu caldito de pollo o cositas así. Entonces enfermarte sola estar a 39 gramos de fiebre. Tú “dices dios mío, que estoy haciendo”, y tener una amiga como Merlina y yo siempre lo recuerdo y hace poco, lo recordé con ella. Es que yo le diga Merly estoy mal y a ella sí le puede decir “Estoy mal”, sin necesidad de preocuparla y que a la hora se aparezca y la puerta de mi casa y me traigo un estofado de pollo caliente para mí. Eso fue mi hogar, o sea, eso para mí representaba una partecita de Perú allá, entonces, y no tenía miedo que no hubo dificultades al inicio. Yo no tenía donde vivir después amistades, que se te presentan porque como son tantas culturas, estás con toda la emoción de conocer mucha gente de diferentes culturas, pero puede pasar de que las personas no sean tan buenas como tú. Entonces, porque me pueden hacer como que malas jugadas, pero yo lo que diría es que siempre así como de repente en Perú, tú tenías una manera de conocer a las personas, no bajes la guardia, o sea mantén la aquí también, o sea, se hace muy mesurada cuando te vas a acercar a ciertas personas, no idealices es clave. No idealizas a nadie por ser de algún país o por tener algún tipo de conocimiento, algún tipo de carrera, que sé yo, estudios, cuánto nivel, o sea, simplemente no idealices. Yo diría que igual como en Perú, siempre estamos con la alerta bien prendida. Igualito es acá. Igual yo España amo, o sea, es uno de los lugares más lindos que yo he visitado en mi experiencia, me fue muy bien, o sea, realmente me fue muy bien con los españoles. Yo siempre le digo a mi mamita catalana, que es una rosita. Es una señora que conocí allá y que hasta el día de hoy yo le escribo interdiario, siempre me pregunta cómo estaba y yo también le pregunto cómo está. He tenido muy bonitas amistades de España mismo, o sea, no lo puedo negar, he tenido malas experiencias, pero siento que me ayudaron a crecer, pero no podría decir que fue algo malo. De hecho, lo siento como un muy bonito recuerdo y sobre todo porque ahí conocí a mi esposo. Entonces creo que me dio algo fundamental, alguien que estaba negada al matrimonio y que viajes millones de kilómetros y tú dices, uy, acá tengo que conocerlo. Ni te lo imaginas, porque yo tampoco iba con esa visión, créeme, de casarme y quedarme cosas, no nada que ver. O sea, no iba con esa visión, yo simplemente quería vivir la experiencia y estudiando, bueno, obviamente estudiar fuera es bastante enriquecedor porque tienes compañeros que han vivido otra experiencia educacional, pues, y que ellos te cuenten como ven la arquitectura, no sé en Colombia, como ven la arquitectura en Singapur, como ven la arquitectura en China entonces, claro, que sea full como profesional, o sea, definitivamente si alguien tiene la idea de que, yo quiero hacer mi master acá en mi país, o sea, si tienes la oportunidad de irte, vete, o sea, conoce otros lugares. Como si estás muy con ganas de crecer como profesional, yo siento que esto te va a ayudar muchísimo y ni siquiera es que te vayas, no sé a Europa, también te puedes ir a Chile. O sea, yo ahora viviendo Ecuador digo que tampoco es tan sencillo, o sea, todo tiene su dificultad. Otra similitud sería, yo de España me tengo igual bastante, cariño, o sea, bastante cariñoso. Es un lugar que me trató muy bien, me gustó lo literal que son para hacer documentaciones, o sea, lo que está en la lista es lo que hay. Está escrito y son claros. Me gusta esto de que son muy directos, o sea, no pierdes mucho el tiempo, va eso y ya, es lo que quiero ya. Entonces es súper chévere, pero bueno, o sea, realmente similitudes, por ejemplo, nosotros yo diría que los peruanos no somos bueno, al menos nuestra generación como que no es muy tradicionalista, no somos un poco más libres de pensamiento. Igual que allá es bastante similar el humor negro ellos son más literales en el tipo de humor que manejan, tenía explicarle los chistes, eso sí era una frustración constante porque nosotros utilizamos este humor negro y ahí llegas, tenías que explicar el chiste y ya perdía todo. Entonces eso sí, al inicio sí me frustró, pero de ahí, ya como que te va adecuando un poco tu nivel de humor y de ahí nada, o sea, en lo educacional si hay más nivel, o sea, eso sí, hay que admitirlos, es bastante fuerte el nivel allá en la formación. Es mucho más exigente, pero ese es el reto.

Ana: Interesante un tema muy importante que tú era eres docente y fuiste docente en Perú, eres docente ahora en Ecuador y algo que siempre se habla mucho, es el tema de la educación, el nivel educativo de pronto que hay tanto en Perú, en general, y como estamos siempre buscando ser más competitivos con otros espacios académicos y de pronto como ha sido una experiencia tanto en Perú en Ecuador. Qué crees que tienen el uno que el otro que aprender y enseñar entre ambos sectores. 

Patricia: Yo enseñé mi alma mater, en la Universidad Nacional de Ingeniería, fue un sueño hecho realidad. Bueno, en la en el ámbito profesional siempre estuve en el tema de proyectos de empresas inmobiliarias privadas. Te cuento un poco cómo entre en la docencia porque la verdad es que yo no lo veía como una opción en Perú, el tema de la retribución monetaria no es muy buena para los docentes, entonces para mí nunca fue muy atractivo porque definitivamente en el sector privado, pues, nada más. Entonces nunca como una opción, pero cuando ya mi esposo viene, mi mejor esposo viene a proponerme matrimonio, yo ya tenía que ver, habíamos decidido y conversado migrar a Ecuador, pues, entonces yo dije ya ok renuncio, me voy, gracias a Dios, yo amo a los que eran mis jefes, fueron muy buenos muy comprensivos por ahí me dijeron si todo sale mal, tienes donde volver y gracias. Fueron bastante condescendientes y en ese proceso en el cual. Yo llego yo ya tenía algunos proyectos en Perú independientes, entonces yo me miro a que Ecuador y una amiga mía me dice “Paty están buscando docentes para online”. Ella enseñaba en la uni, o sea, porque ahora realmente el tiempo sí lo tenía, porque los proyectos que yo tenía en Perú, podía manejar mi tiempo. Entonces ya yo vivía acá en Ecuador y tomo esa oportunidad y dije ok. Acá no es el tema remunerativo, obviamente, pero es el tema de que pueda entrar a mi universidad y nunca me imaginé enseñando. Entonces yo pasé el filtro, las entrevistas y tal y gracias a Dios quede, pues, y estuve enseñando taller de diseño y obviamente yo ya sabía, ya he sido estudiante, que ese es el curso más complicado de todo, el más difícil, de ahí sale tu tesis. Yo tuve el honor, porque trabajé al lado de la que fue una de mis profesoras emblemáticas en la Universidad, de trabajar a su lado. Como yo emocionadísima y es una profesional a uno. Bueno, yo le tengo bastante aprecio, entonces viví esa experiencia de la batuta de ella, o sea, de la metodología que ella tenía y para mí, sí, o sea si admito que el nivel educativo de una universidad pública en Perú versus ahora que estoy en la universidad privada de Ecuador es mucho más exigente, o sea, si lo admito el nivel es muchísimo más exigente en estos dos ámbitos socioeconómicos muy diferentes. Entonces, yo creo que cada uno tiene que aprender mucho del otro, por ejemplo, en el caso de los estudiantes de Lima de Perú ellos ya saben a qué universidad iban y era como que “ah, yo soy en la uni”, entonces ya con una actitud como que ellos lo saben todo, yo ya no sé para qué están viviendo taller, pero ellos lo saben todo. No digo que todos, pero claro, un porcentaje, y escuchas de otros colegas que también sentían eso de sus alumnos. Y claro, en esa universidad privada al ser nueva acá en Ecuador los alumnos más bien llegan con toda la actitud de recibir más bien, o sea, están ahí paradito porque son más receptivos, diría yo, entonces claro y también el tema económico en Ecuador si le pagan mucho mejor al docente, que en Perú. Todavía esta un poco, yo siento que está mal representado, o sea, no, no se les dando la importancia que debería a la formación. Entonces obvia que siento que es una responsabilidad de ambas partes, o sea, así como el Estado debería de darte más y más pagarte más, tú también tienes que crecer como profesional, o sea, debes de seguir estudiando, perfeccionando, aplicando técnicas actuales, y generando más conocimiento dentro de ti, porque es una responsabilidad y claro en Perú eso sí lo encontré como que un poco triste, y que tampoco se desarrolle o paguen o que haya algunas empresas que desarrollen más la investigación, que eso es sumamente importante y tú sabes que eso en cualquier parte del mundo. Eso es este como que es una fuente importante de conocimiento, o sea, hacer un artículo bien hecho, un descubrimiento profundo, entonces, claro, eso se ve en Perú, no se ve mucho en Ecuador te pagan bien, pero este tampoco hay mucho esto de profundizar en una investigación que se fue revolucionaria, pero o sea, sí, lo he visto en otros ámbitos. Yo trabajo en Manabí lo he visto más en Quito y en Guayaquil falta definitivamente es una responsabilidad. Porque también tú empiezas a ver versus otras carreras que recibes algo monetariamente no malo, entonces, claro también tienes que generar tu información y conocimiento. Ese es tu responsabilidad y claro, como formación docente, yo en Ecuador tengo libertad de cátedra y un poco es me actualizo de obviamente de otras técnicas al momento de enseñar taller de diseño y claro, no pierdo esto que me enseñó la que fue mi profesora y después mi jefa, entonces este trato de combinar nuevas metodologías y eso me gusta. O sea, eso sí lo valoro, mucho acá en Ecuador yo soy la libertad de cátedra, entonces ahí ese esa posibilidad de tu desenvolverte y no estar tan parametrada tal vez con algunas metodologías más tradicionales, sino que te permite ir un poquito más allá y eso está súper bien. Eso es algo que yo valoro acá en Ecuador que sí siento que vale y en Perú se ha dejado de lado.

Ana: Por supuesto, creo que el tema de la libre de cátedra es importante porque te permite también innovar y traer cosas nuevas y hay que el tema educativo siempre está en constante actualización y hay tanta investigación alrededor del mundo que va saliendo cada día al respecto, que es bueno tener esa libertad. Ahora vamos a poner a prueba tus conocimientos académicos vienen con examen al final. Entonces hablemos, estás investigando sobre el tema de arquitectura sostenible posterremoto y ahí había conversado del reasentamiento producto del cambio climático en zonas de alto riesgo no porque es algo que se viene ahorita en Latinoamérica el fenómeno del Niño y lamentablemente en nuestro gobierno peruano hay uno o dos alcaldes de pronto que han dicho “oye viene el niño que vamos a hacer”, pero el resto está como que viene el niño. Entonces, es la realidad pero parece que acá tenemos peruanas que son expertas están en diferentes partes del mundo y de una manera otra dejan soporte en este episodio a través de investigación, así que hablemos un poquito de cómo podemos hacer arquitectura sostenible en el tema de asentamiento producto del cambio climático en zonas de alto riesgo. 

Patricia: Bueno, yo el tema del cambio climático lo toqué y lo vi como parte de mi investigación en el máster en Barcelona, como lugar de estudio fue Loreto no sé si la selva peruana, pero bueno, eso hice. Es muy curioso cuando tú estás fuera, no sé si si te pasó, pero siempre lo tu jefe es o tus seguidores de del Máster los tutores te dicen “Oye, mejor es un tema dentro de tu ambiente más cercano en este caso, pues, el mío Barcelona y muchos compañeros míos optaron por hacer su tema de investigación de la ciudad de Barcelona o en España, yo fui una de las pocas que decidió y me cerré hasta el final hacerlo en Perú o sea, yo tengo el gusto de conocer Belén, no sé también has debido a escuchar la zona de Belén. Entonces a mí siempre me marcó como ellos vivían ahí, o sea, ellos están en la desembocadura entre el río Italla y el Amazonas, entonces siempre sufren de estas crecidas de del río en épocas de lluvia y la ciudad es como la Venecia peruana, le dicen. Entonces la ciudad queda sumergida, entonces para eso hacen una arquitectura con palafitos está como columnas y encima está toda la vivienda. Entonces a mí siempre me llamó la atención el hecho de haber llevado un máster vinculados a este tema de investigación y el proceso de reorganización o las políticas de vivienda y dije este es mi oportunidad, tengo que tocar un tema así puntual como el de Belén, porque Belén es uno de estas ciudades muy atípicas acá en Ecuador después me enteré que hay una similar en Guayaquil, pero aquí se ha en Belén hay una población bastante fuerte no que vive así en estas condiciones y sobre todo que vienen condiciones que cuando baja el río el nivel del río se ve que esta repleta en basura, tiene siempre problemas de salud y yo quería saber el porqué no, o sea por qué viven así. O sea por qué en estas condiciones y claro él me lo permitió gracias a Dios, yo pude contar con una persona que yo conocí dentro de una ONG que apoyamos, solo yo le dije: “voy a hacer este estudio, me podrías ayudar con las encuestas”. Me dijo por supuesto hicimos este estudio de Belén y de la nueva ciudad de Belén, que a raíz de que sufre estos cambios de elevarse el nivel del mar, en el 2012 es declarado como zona vulnerable, es decir, tiene que hacer por un proceso de reasentamiento y ahí se hace un plan para 2.600 familias más o menos para reacentarlos lejos de esta zona que está destruida, pues no, entonces se hace un plan con el gobierno. Y desde mi perspectiva y a raíz del estudio, el plan no fue hecho correctamente, no se siguieron los procesos correctos, no se respetaron los niveles socioambientales, son diferentes factores, no es el hecho de simplemente “ya ok te dejas esta casa y te mando otra casa”. No es tan fácil como eso porque las personas tienen un medio en el cual subsisten y el por qué se han mudado cerca del río es porque la gran mayoría son pescadores. Y después producto de esto van al mercado y hacen este intercambio monetario. Tú vas a la zona y ves que estas personas son personas con bastante necesidad, son bastantes aquí en Belén en cuanto a gente con en el nivel catadorizado de extrema pobreza, entonces tú si lo quieres llevar a un nivel de todo el Perú obviamente estas migraciones que se han visto forzadas por temas de carencias en su lugar de origen y buscan ponerse en un lugar de riesgo no es porque a ellos quieran ponerse ahí, entonces eso nos falta un poco de la empatía porque hace poco, te acuerdas que ocurrieron lluvias fuertes en Lima el producto es una quebrada, se vino abajo y la gente decía: “Oye, sí, pero ellos ya saben que tienen que emigrar ellos, ya saben que se tienen que mover llevan años haciendo lo mismo”. Y claro, o sea, y les doy la razón, no puedo decir que no, pero también el Gobierno tiene una responsabilidad porque ellos tienen un fondo, o sea, tienen dinero que se maneja y los que ya saben tienen conocimiento de ese sistema de gestión, saben de que el Estado es responsable de ellos desde el momento en que empezó a cobrarles arbitrios, darle luz, darle agua, tú ya le estás dando el permiso para vivir ahí, sepas tú de que sea por temas de Alcaldía las elecciones, te prometí, no sé el título de propiedad la típica, más allá de eso es que el gobierno debería de tener políticas mucho más claras en cuanto a esto, porqué retomando el tema de Belén, porque estudio esta zona es porque es el proyecto más grande del Ministerio de Vivienda es su proyecto emblemático, si lo quieres así decir así en temas de resentimiento, yo no niego de que sí le dieron una vivienda, se podría decir adecuada dentro de los parámetros en los cuales, nosotros colocamos. O sea, tienen un muro de hormigón o de cemento como le quieras decir y tal no, pero no viven, no están acostumbrados a vivir así, le dieron una casa como una sala, un comedor y una cocina ya, pero ellos no viven así, o sea, ellos no habitan la vivienda como nosotros, lo conocemos y de hecho los planes de regentamiento en otras partes del mundo, sí ven y se observan como las personas habitan sus casas, por ejemplo, las personas en Belén no utilizan la cocina como nosotros la conocemos ni siquiera conceptualizan, que es una sala, no saben que son. Afuera tienen unas hamacas y ahí se reúnen entonces claro se invirtió cuánto es 181 millones, creo si más no me equivoco, en trasladar estas 2.600 familias, donde les hicieron los materiales que ni siquiera son de la zona es decir que si sufre algún daño van a tener que no sé de dónde traer estos nuevos materiales porque no son propios. Entonces, claro va a ver, o sea, va a haber más de estos casos, va a haber el tema de cambio climático, se va a dar, o sea, si tú me permites y justo acá lo tengo, una cifra que a mí me marcó muchísimo es dice que se estima que para el 2050 alrededor de 200 millones de personas alrededor del mundo será desplazada de sus casas debido a condiciones climáticas definitivamente es algo presente en el mundo y en el Perú 15 millones de personas y más y más de 4 millones de viviendas, estarán expuestas a peligrosos es decir, están en zonas de riesgo. Esa es la mitad 15 millones es la mitad exacto. Nosotros somos 33 millones según el último censo y en Lima nomás, somos casi 11 millones. Entonces imagínate, cuánta gente está expuesta a esto y no se hace ningún plan, o sea, tú me acabas de mencionar el fenómeno del Niño se nos viene el fenómeno del Niño y nosotros tenemos que hacer planes de acción porque tenemos, que se nos lo avisaron con un año de anticipación. Se ha debido deber con tiempo y ellos la excusa es que somos un gobierno nuevo que las elecciones que cambió presidencial claro y una y mil excusas que tú puedes decir, pero claro no es de un gobierno de dos es, pero es un sistema de gestión que se tiene que implementar independientemente del gobierno, o sea, se tiene que hacer una oficina que esté perennemente haciendo este tipo de planificación porque no es posible que sigamos haciendo siempre la colecta de todos los años independientemente del niño, la colecta de todos los años el friaje la colecta de todos los años que empezó a llover más en el norte y todos no, y qué demos frazadas. Y quedemos esto y es la típica no, pero nosotros como sociedad no decimos. “Oye, papá gobierno necesito que hagas un planes, o sea que hagas normativa, que tú puedas hacer que otros gobiernos locales”, o sea las alcaldías, predisponer de terrenos y no sea cualquier terreno porque en el caso de Belén y volviendo a Belén el traslado fue a 20 km donde no había acceso a un sistema de transporte, o sea, imagínate si vacante reubicaron y eso yo quiero que exacto y en dónde me mandaste, pero yo he escuchado comentarios porque me gusta leer todas las perspectivas en Twitter de gente diciendo. “Ay, pero ellos para qué se mudaron ahí”. O sea, qué más quieres que te estoy dando una casa, pero es que no se trata de eso, realmente no es que esa casa o ese esa nueva ciudad de Belén llegó ahí por padre y señor mío y apareció y tal.  O sea, hay un fondo se invirtió mucho dinero, se le pagó estudios, o sea, hay detrás tanto trabajo. Si quieres decirlo así bien o mal, pero hay trabajo que se pagó, o sea lo que se debió de hacer es algo acorde a estas personas, hacer estudios mucho más profundos a nivel social, eso nos falta muchísimo, o sea, ya el ciudadano se vuelve algo estadístico.

Ana: Falta la parte humana detrás. Entonces estoy segura de que desde nuestra Presidenta hasta el calichin, que acaba de empezar a trabajar el Ministerio de Vivienda le está ardiendo las orejas de este episodio, así que hoy día Patricia se levantó agresiva. Dijo: le voy a disculparlo todo el gobierno peruano, pero vuelve.

Patricia: Recalco que no es algo de ahora totalmente, la ciudad de Belén la investigación yo realice en el 2019, pero el plan sufrió de una serie de modificaciones desde 2011, aumentaron el presupuesto en el 2015, sumaron más presupuesto en el 2017 y al final quedaron con estos 181 millones de soles, que yo te digo entonces claro es algo que ya se hizo con tiempo, se hizo bien, se hizo mal según el estudio que yo hice claro, les dieron hogar ok si les dieron un hogar, pero no era un hogar acorde a su sistema, o sea, a la manera que ellos tenían de habitar, entonces no tenían ningún respeto por la sociedad y definitivamente hoy por hoy, yo a veces hago mea culpa, yo vivo en el sur de Lima, o sea, mi casita está en el sur de Lima y tú ves que muchos terrenos grandes pertenecen al municipio, gigantes, y algunos alcaldes vienen y se apropian de ellos. Y tú dices, pero eso se pudo haber donado para viviendas sociales, o sea, realmente tú podrías hacer este sistema de gestión, pero no se hace claro, es súper triste y el Perú tiene una economía en la cual estamos bien, o sea, realmente hoy por hoy según los números estamos bien, pero no se hizo nada frente al fenómeno del Niño. Matemáticamente hablando correcto, no sé qué tan palpable sea, pero eso es lo que dice. La tercera moneda más importante de todo Sudamérica el sol.

Ana: Es importante lo que mencionas, si me has hecho acordar cuando yo hice la maestría tuvimos una clase justo del tema de conflictos por cambios climáticos y demás. Y para que vean que no saben que el gobierno peruano en Israel hace 4000 años. 10 años puede ser de pronto no recuerdo todos tenemos al sur del país a los beduinos a la comunidad beduinos, y pues para los que no saben los beduinos son nómadas que van moviéndose, pues usan el Jordán Israel pues todas pasas por el desierto de Israel al sur y lo ves ahí con sus casitas, no que arman sus casitas porque son temporales, arman su casita se levantan y se mueven que sí, pero el gobierno dijo no, pues si son parte del país las vamos a poner su como quien dice suena israelí y les vamos no todas, les vamos a construir sus casitas y las construyeron sus casitas, osea hicieron como que tiene un condominio de casitas y le digo ya muévete no traen sus mochilas y trajeron sus mochilas y tú llegas a la casa del beduino y abrías la puerta y lo mismo el concepto de sala y tú veías al caballo al burro en la sala y la gente decía oye, pero este la idea era que no, que tengas tu salita porque su concepto nómada es, yo me muevo con mis animalitos por todos lados. Quieres meter en una casa de cemento, paredes puertas y ventanas muy bonito, pero yo mis animalitos no los voy a dejar afuera mis animalitos viven conmigo. Entonces y todos vivían en el primer piso porque estaban acostumbrados. Tiene que hacerse con un segundo piso cuando dices una casa nómada con dos pisos, mucha guardería tampoco ahí. Entonces fue y tú ves las casas abandonadas porque no funciona el proyecto algunas familias por ahí, que sí, medio que se adaptaron a la modernidad así siglo 21, de todo lo que tú quieras, pero la mayoría sigue siendo nada más y se mueven a través del desierto. Y creo que es muy importante que los gobiernos, teniendo sobre todo si tienen la disponibilidad de los dineros para invertir, la inviertan de la manera adecuada, así que eso es fundamental. Ministro de Vivienda, no sé con qué estamos, pero ministro o ministra de Vivienda cuando escuchan, porque con lo que cambiamos seguido de Ministros, el que escuche ministro ministra acá tiene mucha información importante a cargo de Patricia de cómo debemos hacer un adecuado resentimiento. Y que en vista de que se viene varios efectos del cambio climático que hay que estar preparados para eso también.

Patricia: Correcto y como tú dices, no, esa es a nivel mundial, o sea, esto es un caso del que la investigación que yo hice es un caso en un millón, porque en la región tenemos en Colombia, en México, en Argentina, en Córdoba ha habido un plan bastante importante de reasentamiento. Y claro no digo que hay plan perfecto, pero  este proceso de reasentamiento no digo que va a ser 100% perfecto, pero sí debería ser un poco más humano creo yo no siempre falte ese componente y sobre todo hoy por hoy existen ONG, y caer en esto de la estadística, o sea, lo importante es entregar la casa, pero no le importa después cómo la vaya habitar o no.

Lección del episodio:

Ana: Entonces, Patricia nos va a contar cuáles son los pasos para sacar la cédula de casada en Ecuador. Adelante, por favor.

Patricia: Mira, yo he escuchado casos y casos les voy a contar mi caso lo que pasa es que les cuento de que cuando yo decidí casarme con mi esposo decidimos casarnos en Ecuador el civil. Y fue una recomendación del mismo consulado de o sea, en el mismo consulado de Ecuador en Perú. Dijeron, que lo que el trámite en el mismo Perú iba a demorar muchísimo y que se me casaba en Ecuador y regularizaba en Ecuador iba a ser muy corto el tiempo y evidentemente sí fue, porque cuando yo fui a solicitar mis papeles o bueno pedir la solicitud para el matrimonio y tal todo lo los requisitos en Perú mandé un correo, porque yo mi esperanza era de repente, si me pongo casar en Perú con toda mi familia y todo, pero yo me casé en épocas pandémicas, claro, ya creo que era la segunda ola por ahí, y nunca me respondieron. Llamé y nunca me respondieron, entonces hablé con el consulado en Ecuador de Perú y me dijeron, no te van a responder en Perú, te recomiendo que te cases acá. Entonces así es como yo llegué y me casé allá trámites que me pidieron, bueno, lo típico es tu partida de nacimiento, copia de tu DNI, pasaporte vigente. No es muy complicado en ese aspecto, son papeles que tú puedes conseguir, antecedentes penales, todo es apostillado, lo que sí apostillado máximo, máximo era 30 días, o sea, si tú presentas más. Ya fuiste que me pasó eso con un documento de… creo que era de mis antecedentes penales. Entonces yo llegué en julio, para hacer mis trámites y yo me estaba casando en octubre, que fue la fecha que finalmente me dieron, pero este como se demoraron en darme cita en la embajada, ya había pasado el tiempo que el cual tuvieron que mandarme todo de Perú, gracias a Dios todo se pudo dar. Una vez que tú te casas todo es automático, lo que me gusta de Ecuador es que todo está interconectado, es decir, te dan una cédula y en la cédula aparece está conectado SENECIT, lo que para en Perú es este, el que ve nuestros estudios, todo está interconectado. El banco está interconectado, todos los antecedentes penales, todo esto interconectado, todo el sistema, todo lo que tú te puedes imaginar está relacionado con tu cédula. De hecho en mi cédula sale el nombre de mi esposo, el nombre de mis padres, sabes si estoy casada, sale mis estudios, sale que estudié hasta qué grado la cédula, si pierdes tu vida, pero una vez que yo me casé vía civil, obvio, los que ya han pasado por este proceso o los que van a pasar realmente cuando tú vas frente al juez es una mera formalidad porque antes ya te casaste antes, ya firmaste el documento, ahí es como mentirita se podría decir. Pa la foto, sí, y claro, si obviamente los documentos típicos para también tus testigos, pero bueno, su cédula, copia de su DNI, si es de otro país, pasaporte, no son muy cerrados en Ecuador, recibieron a la que iba a ser mi testigo peruana que una testigo peruana y otra ecuatoriana y no hubo ningún problema. Eso sí, apostillado. Ese es el tema. Siempre te lo piden, tiene que estar con la apostilla, legal todo eso realmente lo de la apostilla, pues súper rápido. Gracias a Dios en Perú tenemos este sistema en esta oficina que han creado donde está todo abarcado en un solo lugar, entonces ahí yo lo hice muy rápido, la verdad. Y después de eso una vez que yo ya me casé hice el trámite de la cédula y como todo estaba interconectado lo único que yo tenía que hacer era sacar la copia legalizada de la partida de matrimonio me iba a la oficina donde te dan las cédulas, y me dieron mi cédula, pero antes ojo siempre tienes que pasar una entrevista así como en las películas, de verdad es así yo decía “uy, que estamos en Europa”, dije. Entonces, me citaron a mí un día y a mi esposo, el mismo día, pero en diferentes horas. Él tenía que pasar pasó primero él y le hacían una serie de preguntas, qué color de sala tiene, cuál es el color mío, hace cuanto se conocieron, cuando se conocieron, cuál es la fecha de su matrimonio, con la fecha de novios, todo y después que él sale me entrevistan a mí para ver si coincidimos sí a mí me sorprendió. Yo pensé que no hacían eso, o sea era la copia de tu partida de matrimonio la entrevista. Y la entrevista la sacas por Internet, o sea, eso me encanta acá, modernizados en ese aspecto. Por internet es como Europa todos, lo sacas por internet, entonces este saque la cita y ya y me dieron mi cédula en una semana. Y me la dieron de permanencia, o sea, a veces te dan temporal, pero no sé como dice mi esposo, creo que nos ve muy enamorados, que me dieron este con tiempo ilimitado, o sea, todo lo que hace el amor, pero bastante sencillo, o sea, si lo pones así es mucho más sencillo, sé que por ejemplo tengo una amiga que se casó en España no es tan sencillo. Ellos sí te piden, creo que un año para certificar de que reciente puedan dar estas entrevistas que es allá. Acá en Ecuador demoró una semana, después de la entrevista y ya estaba. Yo estaba casada por el civil, pero sé que en otros países demoran mucho más en darte, lo que fue mucho más rápido y tengo que admitir, que el sistema también me lo permitió bastante ordenado.

Ana: Éxito, buenísimo algo. Muchísimas gracias por contarnos eso a favor por Ecuador, por ser tan moderno y tan digital, que creo que es importante y ya caminemos en ese mundo todos los países de la región. Patricia, muchísimas gracias por estar el día de hoy con nosotros aquí en Granadilla podcast y que las sigas rompiendo en Ecuador.

Sigo en la búsqueda de peruanas que la rompen en el extranjero. Mi meta es mapear todo Norte, Centro y Sudamérica. Me ayudas búscanos en redes sociales como Granadilla podcast y cuéntanos quién debería ser nuestra próxima invitada.